tomando-sol

Quemaduras solares en la piel

Hoy vamos a hablar de uno de los problemas más comunes del verano, las quemaduras solares en la piel.

El tono rojizo es uno de los signos inequívocos de quemaduras solares en la piel, además del dolor que supone el roce de esta parte con cualquier prenda e incluso a veces con el simple movimiento de cualquier parte del cuerpo. El calor en la zona afectada es otro signo claro de que nos hemos pasado con el tiempo de exposición al sol. Por ello es necesario tomar una serie de medidas que no pasarán por remedios naturales como poner vinagre o aceite, que lo único que pueden hacer es irritar la piel y empeorar el estado de la quemadura.

QUEMADURA_SOLAR_1

La hidratación es esencial cuando nos hemos quemado la piel, pues ésta conseguirá devolver a las células de la piel su estado habitual poco a poco. Para ello podemos echar mano de after sun o de cualquier crema indicada para hidratar la piel después de ponerla al sol. Estas soluciones nos ayudará a reponernos, pero su efecto regenerador no es todo lo efectivo que querríamos, ya que el proceso de recuperación de la piel es más lento.

QUEMADURA_SOLAR

La loción ideal para recuperar la piel y hacer que se regenere es una solución de aloe vera y vitamina E. El aloe vera calmará la piel mediante una hidratación profunda, además de ayudar a que se regenere y vuelva a su estado habitual de manera rápida. Es importante que cuando nos hayamos quemado la piel aportemos hidratación a menudo, es decir, que cuando notemos que la piel está seca volvamos a aplicar la solución para conseguir que siempre esté hidratada.

aloe-juice

¿Qué puedo hacer?

Primero date una ducha de agua tibia más bien fría en la zona afectada, bebe mucha agua para hidratar el cuerpo. Después procederemos a poner el gel si tenemos de aloe vera es el regenerador por excelencia más eficaz, y luego no tomar el sol durante un tiempo hasta que esté bien curado.

Aloe-Vera